top of page

Estoicismo para el Triatleta

Desde hace tiempo que tenía ganas de hacer un post sobre estoicismo y triatlón.


Mi trabajo a tiempo completo está relacionado con un sector que se ha visto muy afectado por la pandemia del Covid-19. Ha habido días muy duros a nivel mental, y siguen siendo horas negras para el sector.

Y en algunos momentos he tenido picos de ansiedad e incluso de desmotivación al no ver clara la salida a todo esto.

Y en medio de toda esa maraña, y leyendo un poco sobre ayudas que nos prestaba la empresa, vi un post sobre el estoicismo.


No soy un gran creyente sobre cosas que hagan cambiarte de la noche a la mañana, y para muestra el post sobre los cambios que no vas a tener en 2021. Pero leyendo me di cuenta de varias cosas. Pero sobre todo una que me hizo quitarme un gran peso de encima, relajarme y disfrutar de mi día a día laboral como venía haciendo hasta ahora.


El libro que recomiendo es Invicto de Marcos Vázquez, que es parte del proyecto Fitness Revolucionario.

Un libro muy muy fácil de leer, muy bien contado y nada aburrido, como podría parecer si te digo que el estoicismo es una filosofía.


Y es cierto que los principios estoicos son más para la vida civil, que no son fácilmente ligables a la vida deportiva: la virtud, la sabiduría, la justicia...pero sí hay varias otras cosas que nos podemos aplicar.

Y creo que vale la pena señalarlas para que cada uno pueda ir explorando:


Una de las cosas que más de relajó al leer a los estoicos es "La dicotomía del control", y se resume de manera muy fácil: Hacer depender nuestro bienestar de cosas fuera de nuestro control es una de las principales causas de insatisfacción.

Lo señala Marcos en el libro, y lo suscribo absolutamente.

Ya centrados en el deporte, muchas veces nos frustramos por nimiedades entrenando, como que el señor mayor está nadando a espaldas invadiendo toda la calle, o están cayendo chuzos de punta y salir a correr no me apetece, o que acabo de pinchar en la bici...

Y es normal frustrarse por eso. Pero podemos hacer algo para remediarlo?

Quizá nadar en otra calle, o a otra hora? Quizá cambiar el entreno de carrera por una sesión de rodillo o de natación? Quizá revisar el material a la hora de salir en bici?





Y si ya hemos hecho eso, y a pesar de todo sigue pasando, qué podemos hacer? Pues nada. No está en nuestras manos.

Debemos centrarnos en aquellas cosas que están bajo nuestro control, que dependen de nosotros. Lo demás nos generará frustración y ansiedad.

Y obviamente hay cosas que nos van a frustrar por muy estoicos que seamos. Pero ese malestar durará menos.


Cuando en alguna carrera nos vemos afectados por montoneras en la natación, por una caída en la bici, o por un grupo colaborador en la bici, o incluso por una torcerdura de tobillo en la carrera, podemos frustrarnos y agobiarnos, o podemos, simplemente, aceptar la realidad y buscar una solución que sí esté bajo nuestro control.


La de conversaciones encendidas que he presenciado por tema de drafting legal en el que el pelotón no quería colaborar!

Y claro que jode, pero primero, es legal con lo que hay que asumir esa realidad. Segundo, él está haciendo su carrera y tú la tuya, y tercero, encenderte y frustrarte hará que gastes buena energía para cuando llegue la hora de la verdad.

Igualmente me pasa con el drafting no permitido. Suelo meter un par de gritos al principio, de frustración, pero procuro que no sea más que eso. Después, yo ya sé lo que debo y no debo hacer, y por supuesto, los demás también. Que lo hagan o no, no depende de ti.


Por ello, en carrera, o entrenando, o incluso en la vida, intenta distinguir bien qué cosas están bajo tu control y cuáles no tienes opción de controlar.




2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page