¿Necesito un entrenador o no?

La respuesta rápida es sí, pero la respuesta podría ser que no.


Cuando empecé en triatlón creía que no hacía falta un entrenador que me guiara y me planificara.

Pero claro, luego reflexionando pienso: cuando empecé en triatlón yo jugaba al fútbol y sí tenía entrenador, incluso fisio. Alguien que planificara la temporada. Alguien que no me permitiera hacer burradas. Alguien que me espabilara porque me estaba relajando o me calmara si me venía muy arriba.

Entonces, claro, no necesitaba entrenador de triatlón, porque, primero, no sabía cuánto iba a durar en el trideporte, y segundo, ya tenía un entrenador de un deporte al que le dedicaba buena parte del tiempo.


Si lo que estás es iniciándote, creo que ya lo comenté en uno de mis primeros posts, sería bueno que te plantearas qué buscas con el triatlón.

La forma física no es solo adelgazar haciendo deporte. La forma física es tener una guía y un camino a seguir. Es tener una constancia para que sea parte de ti y no ir y venir en el deporte, como si fueras un boomerang.


Incluso, si ya has hecho un triatlón, si te gusta, y quieres tener algo de programación y de estructuración, un entrenador te va a dar eso.





No cualquier entrenador, eso también es cierto. Pero, de alguna manera, la gente que hace bien las cosas se la ve. Cierto es que muchos engañan por su nombre o por su curriculum, incluso por sus títulos (el hecho de ser licenciado en INEF no acredita que seas buen entrandor), y otros que se beneficiarán de que esa o ese triatleta son novatos y no se enteran.


Creo que todo tiene cierto recorrido, y que el buen trabajo se acaba notando.

También creo, y eso es complicado de ver, que si te quieres poner en forma, con la de consejos y planes que hay en internet, notarás una buena diferencia con cualquiera que te proponga un plan, y, OJO, lo sigas.

El mejor plan de entrenamiento es el que se sigue.


Un buen entrenador te dará varias cosas:

  • Plan a largo plazo. Si buscas el rendimiento inmediato quizá te estás equivocando en el enfoque. Y quizá no necesites un entrenador, sino un milagro. Céntrate en ser mejor cada día. Y no lo digo yo, lo dice Jan Frodeno. O, al menos, eso intenta él.

  • Calma. No se trata de entrenar 200h a la semana. Se trata de adaptar la progresividad a tus objetivos, a tu nivel de vida y a tu nivel de forma física. Un buen entrenador no te mandará 3000m de agua si estás en la primera semana con él y tú objetivo es un Half Ironman. Todo llega. Y nadarás esos 3000m, y harás semanas de 12-15h pero antes hay que pasar por semanas de 4, 5, 6, 7 horas...calma.

  • Ánimo. Alguien que se preocupe del triatleta observará Training Peaks, o la manera que tenga de comunicarse con el atleta y verá los comentarios, las sesiones, la motivación implícita en los entrenos realizados (o la falta de ellos) y se preocupará por espolear y tratar de motivar a la persona.


A pesar de estar en el triatlón de manera circunstancial, alguien que cuide de que no hagas animaladas, de que no te quemes a largo plazo y de que mejores cada día, con un objetivo claro, es alguien que necesitas siempre a tu lado.


Necesitas un entrenador? Sí.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo