¿Qué valor es el que debería tener un triatleta que entrena a distancia?

Los entrenamientos a distancia son relativamente cercanos en el tiempo.

Siempre ha habido entrenadores, como mayor o menor cualificación. Todavía recuerdo cosas de mis años niño entrenando a fútbol en campos embarrados por lluvia y terrenos en mal estado, entrenamientos muy poco adecuados para nuestras edades, materiales deficientes pero que en aquel momento nos parecía lo mejor!


Qué sucederá dentro de unos años cuando comiencen a revisar entrenos programados a inicios de este siglo? Qué dirán de los entrenos que se hacían a principios de los 90?

Mark Allen cuenta en "Iron War" que en su preparación para Kona (segundo fin de semana de Octubre) no le entraba en la cabeza pasar de 150 pulsaciones en entrenos de bici hasta Mayo. Era eso bueno? O conozco a uno de aquí cerca que para preparar un ironman se subió al rodillo a las 10 de la mañana y se bajó a las 22:00h. Pues 12 horitas en el rodillo. Que en tiempos de confinamiento hemos visto muchas locuras, y no creo que muchas con el respaldo de un consejo de alguien que entiende de esto.


Que todos hemos hecho locuras también, y no pasa nada. Siempre y cuando haya honestidad a la hora de contárselo a nuestro entrenador.


Y ese es el valor que marca mi manera de trabajar. La honestidad.


Es complicado que a estas alturas de la digitalización de la sociedad nadie tenga una cuenta de Strava, un reloj que mide ritmos de carrera, un ciclocomputador, ya los hay pros con cuenta por su propio pie en Training Peaks para revisar cómo evolucionan sus entrenos.

Por ello, es complicado, cada vez más, engañar a un entrenador. Pero es posible. Todavía podemos hacer trampas!


Aunque si estás pagando a alguien para que te lleve los entrenos, que diseñe una temporada, que te ayude a mejorar, por qué mentirle? Dale tu dinero y haz lo que quieras. Y aún así podrás decir a tus amigos que tienes un entrenador, y que este año va a ser tu año. Y cuando las cosas salgan mal también tendrás a quién echarle las culpas. Y podrás cambiar de entrenador porque "ese no te entendía y no te sabía llevar". Puedes hacer eso.

Yo he visto triatletas posturetas contándome una milongaza (que te la puedes llegar a creer) hasta que un día contrastas versiones y ves que su entrenador te dice que esa versión está muy alejada de la realidad.


¿Por qué debes ser honesto con tu entrenador?


Si la razón de no tirar el dinero no te llega, aquí van algunas más:


Tiempo. No le digas a tu entrenador que tienes una hora al día si en realidad a esa hora tienes que descontarle los 15' que tardas en llegar a casa y los 5' de cambiarte. Es mejor analizar bien el tiempo del que dispones para poder ser sinceros y honestos y que la preparación sea correcta.

¿Quieres hacer un ironman? Necesitas sacar, como mínimo 9-10 horas a la semana. Mínimo! Y no vas a poder prepararlo en 3 meses, ya te lo adelanto. Por muchos vídeos de Youtube que hayas visto. Olvídate.





Objetivo. Cómo de importante es el objetivo que me acabas de decir que quieres preparar? Y esto va relacionado con el tiempo, y con el estilo de vida. El compromiso es fundamental.

¿Me has dicho que quieres acabar un half y te quedan 4 semanas y no has encadenado más de 3 semanas nadando 5000m en dos sesiones? Quizá ese objetivo no sea compatible con tu estilo de vida. Sé honesto. Entrenar un half lleva un sacrificio, da igual que seas Pablo Dapena, que José Luis el hijo de la frutera. Pablo sacrifica mucho, y José Luis va a tener que sacrificar mucho. A otros niveles de intensidad, de volumen y de acondicionamiento.


Confianza. En redes sociales suele haber despedidas de Octubre a Enero. Triatletas que "fichan" por nuevos entrenadores. En nuestro país Fernando Barroso ha cambiado de entrenador hace poco, Kienle hace un par de años, Sanders...bueno, lo de Sanders daría para una reflexión calmada (por su parte). Imagino que en la era del cuñadismo, todos saben/sabemos de todo. Y que cuando un entrenador te hace un plan, te diseña unos entrenos, todos, TODOS, hemos dicho alguna vez..."no sé si esto es lo mejor para hoy". Entonces tienes dos opciones: preguntar, o no preguntar. Si preguntas suele haber respuesta (a veces quizá es mejor que no haya). Si no preguntas te quedas con la duda. Y esa duda hará que lleguen de nuevo otra duda con otro entreno, y luego otra duda...la confianza es decir: oye, este cuerpito serrano es tuyo (bajo ciertas condiciones de tiempo, claro), así que exprímelo como puedas. Y cuando no confíes ya en lo que te dice, revisión de las dudas, y continuamos, o no. Recuerda, estás pagándole a alguien porque te haga sufrir, un poquito por lo menos. Le vas a dar tu dinero a alguien en quien no confías?





Salud. Cómo estás para entrenar? Hay quien piensa que más es siempre mejor. Yo he pasado esa fase. Y hay días que digo..."pues le cabía una serie más" o, lo que es más preocupante "no me duele tanto como para no intentarlo". Al ser padre te das cuenta de varias cosas, y una de ellas es de que la salud, teniendo un bebé que duerme regulín, va a estar comprometida. Y a eso súmale viruses (joder, no me refiero al Covid) y catarros, y flojeras...y dudas de si vas a poder subirte hoy al rodillo para hacer esas ricas series, o de si podrás acabar los 10x100m a ritmo medio, o si, a pesar de tu salud y de la lluvia, vas a clavar esas series en cuesta que tienes. La salud es lo primero para rendir. Y el entrenador debe saber cómo estás (más bien debe saber si no estás para hacer ese entreno) y adaptarlo. Pero tú debes ser honesto para decir "coño, tengo fiebre y ayer no dormí nada, quizá hoy no debo hacer una tiradita de 6h en bici con 2x40' a ritmo ironman).


Feedback. El feedback de una sesión, de un ciclo de carga, de una semana que no te cuadra...es importante la comunicación honesta con el entrenador para que él sepa todo lo que debe saber para seguir poniendo ladrillos en el muro. La temporada no se puede ver como un ironman en 6 meses, sino como una parte de un entreno continuo para mejorar. El entreno en aguas abiertas de Abril va a ser esencial para nadar el ironman, o el olímpico de tu pueblo, pero va a ser igualmente esencial para que el año que viene seas mejor. Y dentro de dos mejor aún. Y todo pasa por contarle a tu entrenador con honestidad cómo ha ido la sesión, cómo ves la semana, cómo estás llevando los entrenos del mes, cómo crees que va la preparación para ese objetivo...


Valores hay muchos, y creo que a la hora de iniciarse al triatlón, el post que hice hace unos meses debería ser revisado siempre, pero no cambiarle demasiado.

El triatlón es paciencia, constancia y tiempo.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo